La Estructura del Cronograma de Pagos importa mucho

 

Esta es la historia de un pequeño confeccionista de chompas y otros artículos de vestir hechos de fibra de alpaca. Don Mario, había logrado en poco tiempo montar un pequeño taller y el aumento de pedidos lo obligó a pedir un préstamo de capital de trabajo. Acudió a una entidad financiera tradicional y les explicó su necesidad, les pidió S/.20,000 y preguntó qué posibilidades de pago tenía. El analista de créditos de dicha entidad le dijo que le podían dar ese monto a 1 o a 2 años, y que debía pagar cuotas iguales todos los meses. Al igual que en todas las entidades que Don Mario conocía, él no esperaba recibir otra propuesta que no sea pagar cuotas mensuales iguales.
Con el préstamo pudo atender sus pedidos de invierno y le permitió obtener una ganancia suficiente como para pagar holgadamente las primeras cuotas del préstamo, y con dichas ganancias empezó además a construir el segundo piso de su casa. El problema vino en los meses de verano, cuando sus pedidos bajaron pero tenía que seguir pagando la misma cuota que en los meses buenos. Don Mario no tomó en cuenta la “estacionalidad” de su negocio.
Uno de los problemas que tienen los empresarios es que a veces, dependiendo del tipo de negocio que poseen, pueden tener meses buenos y meses no tan buenos en el año, y todos los años ese patrón se repite. En el caso de un fabricante de helados es claro que en invierno tendrá menores ventas que en verano por ejemplo, y es precisamente esta característica que hace que muchas veces un cronograma tradicional con cuotas mensuales iguales le genere un futuro problema a un empresario. Si el empresario decide pagar cuotas mensuales iguales pensando que su negocio en un mes bueno o regular le va a permitir cubrirlas, debería preguntarse qué pasaría en un mes no tan bueno. Si el empresario no ahorra en los meses buenos para poder cubrir las cuotas de su préstamo en aquellos meses flojos, va a tener un problema de “liquidez”. A veces esos 2 meses en donde se nos hace difícil pagar las cuotas, son suficientes para meternos en problemas, porque los intereses que se van generando por el retraso y las moras hacen que el capital adeudado aumente, y cuando retomamos las ventas de los meses buenos, el dinero que generamos ya no nos es suficiente para poder pagar una nueva deuda más alta.
Por ello en PrestaClub creemos firmemente que la estructura de su cronograma de pagos es muy importante, y por ello en nuestro sistema nuestros clientes tienen la posibilidad de armar un cronograma de pagos que tome en cuenta sus meses buenos y sus meses flojos, de forma que cuando el empresario gane más pueda pagar más, y cuando gane menos, puedo pagar menos. Sólo darle esta posibilidad a un empresario implicaría reducirle el riesgo de no poder pagar sus cuotas durante esos meses bajos, y por lo tanto le permitiría dormir tranquilo mientras su negocio crece.

Commentarios: