ESTOY EN INFOCORP

Para comenzar a entender esta idea, debemos decir que Infocorp (ahora Equifax) es una central de riesgo, de las muchas que existen en nuestro país. El negocio de las centrales de riesgo en el Perú nace con La Ley de Banca (Ley 26702), la cual, faculta a la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS), a consolidar la información de los créditos otorgados por entidades bancarias, financieras, cajas, entre otros. Además, incluye una calificación que hace la entidad financiera, dependiendo del nivel de riesgo que tiene ese crédito (si el cliente paga puntual, demora en el pago o no paga nada).

 

Por ello, todos los meses, cada banco envía, por ejemplo, la información de Juan Pérez a la SBS y en ese reporte señala cuánto es lo que le está debiendo a ese banco, y qué calificación tiene. Luego, las empresas privadas que conocemos, como Infocorp, Informa, Sentinel, Data Crédito, entre otras, toman mensualmente esa información y la distribuyen a quien quiera comprarla, adicionando además información que ellos mismos obtienen, como por ejemplo, si Juan Pérez tiene recibos de teléfonos vencidos.

 

Estar en Infocorp o en cualquier otra central de riesgo no es malo porque si Juan Pérez por ejemplo tiene una tarjeta de crédito con el Banco A que está pagando muy bien, el Banco A cada mes mandará su reporte a la SBS donde dirá que Juan Pérez debe S/ 5,500 y tiene una calificación NORMAL, y luego Infocorp tomará esta información para ponerla en sus sistemas. Si el Banco B es cliente de Infocorp, podrá pedirle una lista de aquellos clientes que tengan una deuda mayor a S/ 5,000 con calificación NORMAL y en esa lista estará Juan Pérez. Lo que ocurrirá luego es que muy probablemente Juan Pérez reciba una llamada del Banco B ofreciéndole una tarjeta de crédito con una línea aprobada de S/ 5,500 o más. ¿Eso es bueno o malo? Dependerá de Juan Pérez.

Simplemente significa que el sistema financiero tiene un registro de nuestras deudas, un historial de nuestro comportamiento de pago, y una calificación que compartirá con todas aquellas personas que estén suscritas al servicio que estás centrales de riesgo brindan. Esta calificación podrá ser: NORMAL, CON PROBLEMA POTENCIAL (CPP), DEFICIENTE, DUDOSO o PÉRDIDA, y la calificación que tengamos dependerá sólo de nosotros.

 

Si no estamos en Infocorp, o en cualquier otra central de riesgos, significa que no tenemos una historia crediticia que contar, no tenemos créditos vigentes y probablemente nunca los hayamos tenido, por lo menos con entidades financieras. Si ese es nuestro caso, la probabilidad de conseguir un crédito en un banco por ejemplo, será menor, porque el banco no me conoce y le costará más recabar información sobre mí y proyectar si seré o no un buen pagador.

CONCEPTOS GENERALES

Una hipoteca implica dejar en garantía un bien inmueble por si el cliente no pudiera pagar el financiamiento. La hipoteca NO significa que el inmueble se transfiere a favor de quien entrega el financiamiento. Los inmuebles se inscriben en Registros Públicos y se les da un código a cada uno de ellos (número de Partida Electrónica); toda la historia de ese inmueble se registra bajo ese código, y es allí donde se registra también la hipoteca. A efectos prácticos, si el cliente no pudiera pagar el financiamiento, dado que existe una hipoteca registrada sobre ese inmueble, quien entrego el financiamiento puede dar a conocer al juzgado que tiene el derecho de cobrar luego de que el inmueble se remate.

Son las siglas de “Título de Crédito Hipotecario Negociable”, y hace posible que las personas que posean un inmueble en Registros Públicos, no tengan que recurrir a la venta de una propiedad para obtener financiamiento, sino que pueden optar por este papel de deuda que, a la vez, brinda seguridad a los inversionistas. Prestaclub trabaja con este esquema, no con una hipoteca tradicional.

 

En el caso del TCHN el propietario del bien es quien se obliga a pagar el financiamiento, sea porque haya sido usado por el mismo o porque hizo de aval para otra persona y el financiamiento lo uso esta otra persona.

 

Otra característica del TCHN es que el inmueble queda hipotecado sólo a favor de 1 entidad, es decir, no permite que dicho inmueble sea hipotecado a varios acreedores a la vez, constituyéndose segundas o terceras hipotecas.

 

Prestaclub es la empresa pionera en la estructuración de TCHN y la que más experiencia y conocimiento tiene de este instrumento dado que, a la fecha, ha estructurado más del 90% de TCHN existentes en el mercado (emitidos por Registros Públicos de Lima).

El solicitante(s) es aquella persona natural que viene a solicitar un financiamiento a través del sistema Prestaclub, y que va a decidir qué se hará con ese dinero. El propietario(s) es el dueño del bien inmueble que se pone en garantía. Generalmente ambos son la misma persona.

 

Debe quedar claro que sólo el propietario va a firmar el contrato de hipoteca, y es él quien asume la responsabilidad legal del pago del financiamiento. Por ejemplo, los padres pueden ser los propietarios de una casa y piden el financiamiento para que su hijo, que sería el solicitante, realice un negocio. En este caso, así el hijo no pague el financiamiento, los padres son los que deben asumir la responsabilidad legal de los pagos.

Prestaclub es una entidad que asesora a dos partes, por un lado los inversionistas, y por el otro, los solicitantes del financiamiento. Los inversionistas son quienes otorgan el financiamiento, y son ellos los encargados de realizar el seguimiento y la cobranza de cada uno de sus clientes.

 

Prestaclub permanece asesorando a ambas partes, ante cualquier eventualidad, durante todo el tiempo que demore el repago del financiamiento.